martes, 23 de marzo de 2010

¡SOPLA, SOPLA! El espasmo de sollozo (II)

Ya había escrito sobre este tema pero creo que la anécdota de ayer merece ser contada. Os comentaba en este post que Manuel sufre lo que se llama “espasmo de sollozo”, o sea, que se priva, deja de respirar unos segundos, antes de romper a llorar. No es que lo haga siempre, pero sí cuando se ha dado un golpe fuerte, o está muy cansado, o le duele algo… El caso es que a todo se acostumbra una y yo lo tengo ya más que asumido, ni sufro ni me preocupa. Sé que no es grave, que no tiene consecuencias, y que no tengo que reaccionar de ninguna manera cuando lo haga para evitar reforzar esa conducta y que así, poco a poco, dejará de hacerlo. Porque, ah! se me olvidaba recalcar, que esa privación momentánea de aliento es un acto VO-LUN-TA-RIO del niño…


Pues a lo que iba. Ayer en el parque Manuel se pegó un trastazo de aquí te espero, pobrecito mío, y se dio un golpe en la frente de esos que hacen que te salte el corazón en el pecho. Corrí a por él, y conmigo varias mamás más, porque se había oído un sonoro “PLÁS”, al estrellarse su cabecita contra el bordillo. Como cualquier madre, le cogí en brazos, hice el “control de daños” (ver que tiene todos los dientes, que no le sangra el labio, que no tiene brecha en la cabeza…), mientras observaba como un enorme chichón crecía en la frente del peque… Centrada como estaba en asegurarme que no teníamos que ir a urgencias, no hice mucho caso a una mujer a la que no conocía y que no hacía más que gritarme, toda asustada ella, “sopla, sopla!”. Y yo pensando, qué chorrada, anda que se le va a ir el chichón al niño soplándole… pero me avergüenza decir que, en un instante de absurda obediencia, le soplé un poquito a mi pobre y magullada criatura. Fue entonces cuando por fín Manuel rompió a llorar y ya me dí cuenta… resulta que había estado sin respirar unos segundos… y que yo ni lo había notado! Estoy definitivamente inmunizada al espasmo de sollozo de mi niño. Y caí en la cuenta de que la desconocida me apremiaba para que con un mágico soplido hiciera respirar al niño, algo así como para “romper el embrujo” supongo… Y no sé como explicarle a todo el mundo que eso de soplar, zarandear, decirle que llore… no vale para nada!! Imagínate que tú tienes un berrinche de campeonato, o que te has dado un golpe fuerte, o que tienes miedo, y tu reacción natural es dejar de respirar unos segundos (vale, sé que es difícil imaginar esto) y tu madre, en lugar de abrazarte y decirte que no pasa nada, TE SOPLA EN LA CARA! Mola, no?

Lo gracioso del tema es que la señora se quedó tan contenta pensando que le había salvado la vida a un niño, porque casualmente después de soplarle, rompió a llorar… Claro, así se escribe la historia!
Por cierto, el chichón fué considerable, pero nada grave, gracias a otra mamá que me dió una barrita fantásitca que yo no conocía y que se llama "ARNIDOL" y sirve para paliar el dolor y la inflamación de los golpes. Lo venden en cualquier farmacia.

12 comentarios:

sonia dijo...

La verdad es que en los parques se puede encontrar todo tipo de madres... pero pobrecito Manuel!! Menos mal que lo llevas así de bien porque es para angustiarse, no quiero ni pensarlo. Te recomiendo que lleves una de esas barritas en el bolso, yo también la uso aunque no es mano de santo tampoco, de hecho Mikel tiene un tremendo moratón pese al ungüento de este domingo aunque sí ayuda. Un saludo!

Patricia dijo...

Madre qué susto te llevarías. La mía se está empezando a dar cada cacho porrazo.
Lo de que deje de respirar me resulta agunstioso sólo de imaginarlo.
Yo también uso la barrita mágica y algo hace.

La Abuela dijo...

Cuantos post en tan pocos días y ...qué intensos!!!!!!!!!!
pobrecitos los dos con el susto de la caida y menos mal que sólo se quedó en un chichón.
Verdaderamente que mi nieto es un niño feliz y entusiasta de todo lo que le rodea y yo una abuela babeante "come il faut".
Ademas como está de lindo en las fotos!!!!!!!!!!! Por cierto no olvides poner el video del baile.
Muchos muuuuuuuas

Karina Ibarra dijo...

Ay pobrecito Manuel!!! como consejo yo siempre llevo en el bolso (y en el cochecito y en todos los lados que voy con los niños) árnica. La venden en una barrita y en crema. ES fabulosa para ese tipos de golpes y se van enseguida... es natural, así que te la recomiendo.

Un abrazo y un besito curativo a Manuel,

María José dijo...

Pues me parece genial que ante todo no pierdas la calma cuando esto ocurre, a veces la angustia de las madres empeora este tipo de situaciones.
Yo compré el Arnidol cuando Leo empezó a gatear y afortunadamente lo he tenido que usar poco!

Mamareciente dijo...

El mio tiene ahora un chichón en la frente también, se cayó en el pasillo y se dio contra la pared...Es un polvorilla asi que normal...Por cierto, cómo es exactamente lo del espasmo del sollozo? Mi hijo a veces interrumpe el llanto unos segundos, como para coger fuerzas ya arreciar el lloro.

Pequeñas Cosas dijo...

Mamá reciente: Lo del espasmo de sollozo es bastante notorio, ves que no respira durante unos segundos, que al principio se hacen eternos, y cuando por fín coje aire rompe a llorar con fuerza. Si quieres mírate el link que he puesto al post que escribí sobre el tema, y ahí está todo.

Sonia: no te creas que no es para tanto, te angustias mucho las primeras veces, pero luego te acostumbras y como sabes que no pasa nada.... ya no sufres. Les pasa a muchos niños, más de lo que crees!

Patry dijo...

no tenias arnidol aun?? YO lo llevo en mi bolso siempreeee,desde que Alba tenia 11 meses...se hizo un chichon q daba miedo,le cogia la frente entera y desde entonces lo lleva en mi bolso.

LA verdad que aqui en mi casa, mi sobrino tb se queda sin respiracion al llorar y lo 1º k hacen es zarandearlo y soplarle jajajajaja

Un besito enormeeeeeeeee

Elena dijo...

Madre mia que angustia tienes que pasar cada vez que le den espasmos a mi pobre con lo pequeñin que es.
Yo también tengo la barrita magica pero por suerte solo la he usado dos veces y ya no se ni donde la tengo jajaja...... Besitos

mari carmen dijo...

mi madre tambien me soplaba cuando era pequeña, y mi tia me cogia y me zarandeaba, vaya cuadro las dos cogiendome y haciendome de todo. lo que no me acuerdo de nada. yo porque me lo han contado.

vaya susto el chichonazo de la frente,no??? pobrecito manuel un besote enorme

tengounamuñeca... dijo...

El Arnidol debe ser "milagroso" ;), Sara se da muchos, muchos porrazos de los que se te encoje el corazón y todo el cuerpo, y no se le sale chichón. ¡Nosotros ya vamos por la segunda barrita!

Laura dijo...

Pobrecito Manuel!

Lo peor de los parques, sin duda... las otras mamas (ja,ja,ja)

Related Posts with Thumbnails