viernes, 27 de julio de 2012

Divagando sobre lactancia materna y alimentación infantil

Estos días en que me paso la vida alimentando a boquerón con una lactancia mixta que me trae algo loca, me pregunto por qué hay tanta información en Internet sobre la lactancia materna y tan poca, en cambio, para las que escogemos la lactancia mixta porque no podemos, o no queremos, alimentar a nuestro hijo exclusivamente al pecho.

Y también, mientras trato de leer sobre la alimentación "mitad y mitad" me sorprendo con una curiosa averiguación. La lactancia materna es un tema que hace correr ríos de tinta en blogs, publicaciones médicas y no médicas, foros, etc. En todas partes leo que es lo mejor para la mamá y el bebé, que refuerza el vínculo entre ambos, mejora las defensas del bebé frente a infecciones, es la alimentación más completa hasta los seis meses, ayuda a la madre a recuperarse mejor tras el parto y no sé cuántas cosas más. Y estoy segura de que es cierto, me lo creo a pies juntillas, no solo por lo que leo, sino porque además en la Sanidad Pública se encargan de reforzar este mensaje: matronas, enfermeras y pediatras, además de numerosos carteles en las maternidades y centros de salud, animan a las mamás a dar el pecho en exclusiva a los bebés hasta los seis meses. Y está muy bién que se vele por la salud de los pequeños, por su derecho a la alimentación más saludable, y que en aras de ella se nos insista en practicar la lactancia materna.

No obstante, a mí me llama la atención que tanta insistencia se limite casi solamente a esta etapa y no haya después una continuidad para lograr que los niños tengan la mejor alimentación, la más sana y equilibrada, durante TODA su infancia. No veo carteles, ni artículos, ni mensajes que hablen de la necesidad de que los niños coman fruta y verdura a diario, de limitar el consumo de bollería industrial, azúcares refinados, grasa animal... de educar a los niños para que en el futuro sepan comer. Más allá del año de edad, en las revisiones apenas se habla de alimentación, los pediatras y enfermeras no se preocupan de qué comen los niños, no hay "talleres" (como los de lactancia) para ayudar a los padres a dar a sus hijos una buena dieta, y en suma, no hay una campaña explícita a favor de una alimentación saludable en la infancia. O al menos yo, como madre de un niño de cuatro años, no la veo. Y teniendo en cuenta el preocupante aumento de la obesidad infantil en en España (el 19 por ciento de los niños la sufren, superando ya los índices de Estados Unidos), ya es hora de que la pongan en marcha con tanto ahínco como la que promueve la lactancia natural.

Tanto ahora como cuando nació el lechón, no puedo evitar sentirme un poco como una madre "de segunda" por no ser capaz de practicar la lactancia materna "con éxito". Es un término que se utiliza a menudo en muchas afirmaciones del tipo... "Para llevar a cabo una lactancia materna exitosa no hay que ofrecer al bebé chupetes ni biberones"... Parece que si no tienes "éxito" eres entonces un "fracaso" como madre. Dicen además que todas las leches maternas y todos los pechos son buenos y capaces de alimentar al bebé. Mi experiencia, y también las conversaciones como muchas otras madres, me dice que no siempre la teoría se cumple y que no todas somos capaces de alimentar a nuestros bebés solo al pecho, por mucho empeño y cariño que pongamos en el intento. Y eso no nos hace peores madres.

Otro día os explico las ventajas que he encontrado en la lactancia mixta (y también sus desventajas).

12 comentarios:

Inma (Málaga) dijo...

Efectivamente, no todas hemos podido dar el pecho por las causas que sean y eso no nos hace ser peores madres, pero el entorno te hace culpable de ello. Besos. Inma

Anónimo dijo...

Muy de acuerdo. Isa.

AlmironCM dijo...

Aquí os dejo un artículo sobre lactancia mixta publicado en Almirón por si os puede resultar interesante.

Artículo lactancia mixta

Saludos y muchas felicidades por el blog, me encanta!!!

Anónimo dijo...

Un post muy interesante que nos gustaría incluir en nuestro resumen semanal de blogs de papas y mamas en www.bebesymas.com

olalla dijo...

Dios, que identificada me siento!yo tb estoy con lactancia mixta porque mi bebe no engordaba y la verdad es que a veces si me siento una mama de 2º, sobre todo despues de haber soñado y planeado una lm exclusiva y prolongada. Por ahora solo le veo inconvenientes a esto, ademas del miedo a que el niño deje el pecho. Me encantaria leer tu experiencia y si tienes algun consejo, gracias.

Federico dijo...

Si quieren informarse y opinar sobre alimentación: https://www.facebook.com/ComunidadLedesma

Anónimo dijo...

Aunque al principio es difícil establecer la lactancia cuando surgen complicaciones, se puede conseguir. A veces sólo hace
falta algo de apoyo que nos aporte seguridad para tener confianza en que somos capaces. Viví el primer mes y medio como tú, a vueltas con la teta y el biberón (grietas, tomas interminables cada dos horas o menos..., dolor...), hasta que acudí a un grupo de apoyo a la lactancia y me enseñaron cómo colocarme el bebé y me insuflaron la fuerza y la seguridad que necesitaba para sentirme capaz de poder dar el pecho al peque sin agobios, dudas, dolor... Cuando pensaba que otras mujeres pueden hacerlo e incluso practican una lactancia prolongada, me decía que es posible, estamos preparadas para ello por naturaleza, sólo que a veces el desconocimiento nos lleva a dudar de nosotras mismas...
Después de haberlo vivido animo a todas las mamás que quieran de verdad dar el pecho y que se encuentren con problemas (dolor, mastitis, mal enganche del bebé...) a que busquen ayuda profesional en este tipo de grupos, que lejos de talibanas (como leo por ahí) son mujeres de mente abierta, cariñosas y muuuuuy capacitadas para realizar su labor.
Llevo 7 meses de lactancia y ahora pienso que es lo más cómodo del mundo: sin esterilizadores, sin tener que preparar nada ni que llevar trastos cuando sales por ahí..., el bebé lo disfruta a tope..., es lo mejor para él y para mí...
De verdad os digo que se puede aunque los comienzos sean complicados ¡Ánimo! ;)

Anónimo dijo...

Si no hace falta divagar sobre nada, se nota perfectamente de que pie cojeas, has utilizado métodos para dormir y comer del famoso doctorcillo. ¿Cómo vas a defender la lactancia materna? Sé que vas a borrar mi comentario, pero no podía dejar de decírtelo. Saludos

Anónimo dijo...

Por si quieres información, aquí te mando http://www.bebesymas.com/lactancia/el-biberon-de-ayuda-para-las-madres

Pequeñas Cosas dijo...

Anónimo... yo no cojeo, y tampoco borro comentarios. Solo digo que a mí la lactancia materna exclusiva, muy a mi pesar, no me ha funcionado. Pero con ésto no pretendo atacar a nadie ni ofender, soy muy respetuosa con las elecciones personales. En este humilde blog no hago apostolado de nada, solo cuento mis experiencias y opiniones. Te invito a que leas de nuevo este post sin prejuicios, y tal vez así lo entiendas mejor.
Y sí, he practicado el método Estivil, me fué muy bién y desde entonces mi hijo duerme todas las noches felizmente en su cama.

Pequeñas Cosas dijo...

Olalla, gracias por tu comentario y ánimo! No me siento nada capacitada para darte consejos de lactancia, porque yo misma estoy aprendiendo sobre la marcha. Solo te diría que no te dejes influenciar por las opiniones que te rodean, y confía en tu instinto, porque nadie mejor que una madre saber lo que es mejor para su hijo.

Pequeñas Cosas dijo...

Respuesta a la mamá anónima que ha conseguido llegar a siete meses de lactancia materna: ¡Enhorabuena! estoy deacuerdo en que sin duda es lo más cómodo del mundo, además de lo mejor para la mamá y el bebé... Yo acudí a un taller de lactancia en mi centro de salud, y la verdad es que más allá de deprimirme viendo como a las otras mamás les salía la leche a chorros... no saqué nada en claro para ver la luz al final del tunel.
Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts with Thumbnails