lunes, 11 de octubre de 2010

Plastilina terapéutica


Me ha sorprendido mucho averiguar que la "plastilina", al igual que muchos otros inventos geniales, se ideó de forma casual, a partir de una pequeña anécdota. Resulta que esta masa hecha con harina y agua servía  en los años 40 y 50, para limpiar las paredes empapeladas. Su fabricante, la marca Kutol, estaba al borde de la quiebra cuando una revista publicó un artículo en el que recomendaban su uso para fabricar ornamentos navideños. La cuñada de uno de los propietarios de la empresa probó la idea con los niños en el colegio donde trabajaba, y les encantó. A partir de entonces, un artículo de limpieza para las paredes se transformó en uno de los juguetes favoritos de los niños de todo el mundo. Añadieron colorantes a la masa, un olor más agradable (y tan característico que te transporta de inmediato a la infancia) y empezaron a comercializar el producto como "PlayDoh". Desde su lanzamiento, fue una gran sensación, primero en Cincinatti, y después en todo el mundo.



Pues bién, este maravilloso invento me está sirviendo de alguna manera como terapia para "reconciliarme" con mi pequeño tirano. Compré el otro día unos botes de plastilina y llevamos unos días que no  paramos de hacer figuritas. A Manuel le encanta, y a mí también, la verdad. Me relaja hacer cosas con las manos sin estrés ni presión. Sabiendo que es solo plastilina, que no es necesario que quede bién, que no voy a ganar ningún concurso. Es un bálsamo para mi tendencia a exigirme demasiado, a intentar hacerlo todo tan bién. Y además Manuel parece que agradece que pase tantos ratos sentada en el suelo jugando con él, y está más cariñoso conmigo. Hoy aún no ha dicho en todo el día eso de "papi mejor".

5 comentarios:

Patry dijo...

Que bien nena,si el te kiero mucho mujer!!! un besooo

Pequeñas Cosas dijo...

Patry guapa, q no puedo entrar en tu blog!!

Rocalb dijo...

Lo mejor que le puedes dar a Manuel es tu tiempo!!! estar a su lado. Seguro que en unas semanas cambia!
Que curioso lo de la plastelina!
Nosotras curiosamente nos íbamos hoy a poner con ella y al abrir los potes...... aaaahhhh estaba florecida!!!!!

Besos

Laura dijo...

A Dani tambien le encanta la plastilina pero yo me estreso mucho porque lo pone todo perdido!!!

Me alegro de que las cosas vayan mejor con el peque ;-)

Besos

María José dijo...

Alabada sea la plastilina! Ya he visto que el tema pinturas te asusta un poco más que este del modelado, pero vamos, que si hay que "reconquistar" al peque nada mejor que unos buenos pegotes de pintura de dedos!
Me alegro de que la cosa marche.

Related Posts with Thumbnails