jueves, 7 de octubre de 2010

Papi mejor



Si vuelvo a escuchar a alguien decir eso de "los niños son de las madres", prometo que le morderé. Es una mentira tan gorda como aquella de "los niños y los borrachos dicen siempre la verdad", o la de "el dinero no da la felicidad"... anda ya! Hace ya mucho tiempo que asumí que no soy para mi hijo el "number one", y desde que tenía meses ha sido un niño "de papi". Hasta ahí bién. No seré yo quien le culpe, al fin y al cabo el papá ejemplar es también mi persona favorita, y entiendo que papi es grande, fuerte, y su modelo a seguir. Sin embargo, lleva unos días que ya pasa de castaño oscuro.

Cuando estábamos en Madrid se ponía contento cuando papi llegaba de trabajar, prefería ir de su mano por la calle que de la mía, o quería que papi le leyera siempre el cuento de antes de dormirse. Todo normal, porque conmigo pasaba muchas más horas que con él y él era la novedad. Desde que estamos en Bali pasa las mismas horas con los dos. O sea... un montón casi vergonzoso de horas, demasiadas sin duda... y ahora no es que prefiera a su padre. ¡Es que a mí no me quiere ni ver! La frase que repite a todas horas es: "no, tú no, papi mejor" Quiere que papi sea quien le dá el bibe, quiere ir a hacer pipí con él y no conmigo, quiere que él le de el agua cuando se despierta de madrugada, ir en sus brazos siempre... He tenido que decirle que papi no está en casa para poder acostarle yo por la noche. Si estamos los dos solos, todo va más o menos bién, dentro de sus "terrible two" generalizados. Pero si su padre está cerca, me suelta frases del tipo: "mami, tú a la cocina" (chúpate esa) o "mami, fuera de aquí" (le cruzaría la cara con mucho gusto en una de estas) Todo esto me tiene hundida en la miseria. Casi siempre soy una persona bastante racional y busco explicaciones sensatas y lógicas a su comportamiento: "no, es que se está reafirmando", "está claro que esta es su manera de hacerme ver que ya no es el bebé de mamá sino el chico grande de su papá". Pero de vez en cuando no puedo evitar que me asalten las dudas, y me atormento buscando en mis archivos qué es lo que he hecho mal. ¿Le reñí más de la cuenta en alguna pataleta? ¿el tirón de orejas fué demasiado fuerte aquel día? ¿no he jugado con él tanto como antes? No dudo que soy una madre imperfecta, histérica de vez en cuando, impaciente a más no poder, controladora, rígida con los horarios... Pero también soy cariñosa, divertida y detallista. No puedo evitar que me asalten los celos y me veo presa de pensamientos trasnochados, YO te llevé en mi barriga durante nueve meses, YO te parí con dolor... y ahora resulta que le quieres más a ÉL ¿qué he hecho yo para merecer ésto?

10 comentarios:

Nuria dijo...

Vaya tela con el niño! A mí me pasaría igual que a tí, pero por suerte no es mi caso, hasta ahora sigo siendo su centro, no sé cuánto durará... Hay que ver qué desagradecidos son, jajaja

Karina Ibarra dijo...

Ay que duro... ahora entiendo a mi marido cuando me dice que se siente desplazado, porque mis hijos hacen al reves, todo conmigo...

En fin, que paciencia paciencia...

Patry dijo...

Siento mucho como te sientes...pero yo no creo que quiera mas a su papá.Os quiere a los dos pero como tu dices, siempre somos nosotras quien mas le reñimos y ellos siempre estan para jugar...en mi caso es al contrario.
Alba no kiere nada con su papá, ella solo quiere a mamá.Y te aseguro que tb agobia mogollon....un beso y muchos animosss

Simplemente yo dijo...

Aitana es un poquito mas mayor y son etapas aunque la verdad es que no son conscientes del daño que hacen.

Este verano ha sido papitis extrema - odio a mi mami es mala!!! que además lo dice con la boca llena y bien alto!!! menos mal q a ratitos compensan un poco.

Ahora está en fase papitis cuando Jose llega a casa, ahñi ya estamos perdidos, menos mal que tengo mi ratito para mi con ella, sino.....

Yo no creo que lo estés haciendo mal ni que sea culpa tuya, es una fase. Y muchas veces nos cegamos y no vemos que cuando estan malitos de verdad, se caen o lo que sea es mami, su mami a la que buscan.

Besitos

María José dijo...

Uf, me estoy poniendo en tu pellejo y me está dando un coraje... Debe ser durísimo para ti, querer a una persona por encima de todas las cosas, sin condiciones... y que te rechace!
Espero que esta fase (¿será una fase?) pase pronto y que Manuel vuelva a demostrarte todo ese cariño que seguro segurísimo te tiene.

Ánimo.

Anónimo dijo...

HOLA SOY JULIA HE TENIDO LA MISMA SITUACION MI NIÑA SOLO TENIA PAPITIS Y YO ME SENTIA EXACTAMENTE COMO TU PERO PASO.... LA NIÑA TIENE CASI 4 AÑITOS Y HA CAMBIADO AHORA SOLO QUIERE ESTAR CONMIGO ASI QUE NO LE DES MUCHA IMPORTANCIA LOS NIÑOS LO HACEN PARA LLAMAR NUESTRA ATENCION MAS..

julia dijo...

HOLA SOY JULIA HE TENIDO LA MISMA SITUACION MI NIÑA SOLO TENIA PAPITIS Y YO ME SENTIA EXACTAMENTE COMO TU PERO PASO.... LA NIÑA TIENE CASI 4 AÑITOS Y HA CAMBIADO AHORA SOLO QUIERE ESTAR CONMIGO ASI QUE NO LE DES MUCHA IMPORTANCIA LOS NIÑOS LO HACEN PARA LLAMAR NUESTRA ATENCION MAS..

sonia dijo...

Te entiendo de veras y te animo a que esperes a ver qué pasa... Mikel tuvo una época igual y yo también me sentía culpable y me "fustigaba" pensando que tenía la culpa, que había hecho algo mal... pero después cambió, sin más. En realidad ha coincidido con el comienzo del cole, resulta que a quien quiere tener para consolarse es a mí y a quien llama en clase pidiendo ayuda es a "mamá". Te aseguro que este verano ha sido muy difícil por sentirme tal y como describes. Mi hermana dice, porque a su sobrina le ha pasado, que después vendrá otra etapa en la que odien al padre porque es el que les quita la atención de la madre. Mucho ánimo y no te culpes que no es cosa tuya, SEGURO, sino de la evolución de estos niños que son tremedamente complicados!!! :-) Ánimo!!

Anónimo dijo...

Hola, cuando leia lo de la papitits de tu hijo parecia q relataras mi vida, es totalmente igual a lo q me paso a mi, y todavia me sigue pasando pero muchisssiiimo menos, ahora tienen 3años y 8 meses y esa fase ya esta casi pasada, te entiendo,es muy dura pero al final la solucion fue no hacer nada y el poco a poco te ira reclamando mas. no te preocupes ya veras q solo es una fase del niño.
saludos,
Marga

Rocalb dijo...

Todo son etapas... seguro que el traslado le ha afectado y no sabe como expresarlo más que de este modo.
Síguiele dándole cariño, tiempo, dedicación y sobre todo mírale con admiración. No le reproches lo que hace, no os llevará a conseguir que cambie!
Muchos besos a los dos y mucho amor!!!

Related Posts with Thumbnails