sábado, 25 de julio de 2009

Me enfado y no respiro: Espasmo de sollozo

Tenía solo seis días de vida cuando lo hizo por primera vez, y a mí se me paró el corazón del susto. Le estaban haciendo la prueba del talón (crueldad ya de por sí intolerable para un bebé tan indefenso y su madre primeriza) y fue entonces cuando, en medio de su ataque de llanto porque aquella enfermera sin piedad le estaba exprimiendo el pié como si fuera una naranja, dejó de respirar durante unos segundos. A mí me pareció media hora, pero supongo que serían unos 10 o 15 segunditos "de nada".

Pues bién, ha llovido bastante desde entonces y ya no sufro tanto, pero Manuel sigue quedándose privado de vez en cuando. Lo hace cuando se dá un golpe fuerte, cuando se asusta mucho, y cuando se enfada porque le acostamos y en ese momento no le dá la gana de dormir, por mucho sueño que tenga. Dice mi libro de cabecera (Dr. Juan Casado: Qué me pasa mama?) sobre el tema que a ésto se le llama "Espasmo de sollozo", y que "a pesar de la aparente gravedad, los niños que se privan están sanos, no teniendo realmente estos episodios ni gravedad ni trascendencia. Los espasmos de sollozo son episodios dramáticos y voluntarios en que el niño deja de respirar, un niño por lo demás sano. Aparecen rápida e inmediatamente después de una rabieta, después o antes del inicio del llanto. La ausencia de respiración es de corta duración, alrededor de un minuto, aunque este tiempo parece mucho mayor para los adultos o padres que lo observan." Me parto, así que un minuto es "corta duración"... venga ya! y sigue, "los niños pueden ponerse azules, morados o pálidos. En ocasiones aparece pérdida del tono muscular, con la caída o desplome de la cabeza, tronco y extremidades. Si el niño está sentado o de pie puede simular convulsiones o pérdida transitoria de la conciencia. No es un trastorno epiléptico." Flipo con lo de "simular convulsiones", eso Manuel no lo ha hecho nunca, pero qué se supone que tengo que hacer si le pasa, decirle "venga lechón, no tengas cuento..."

También dice que es más frecuente en niños que en niñas y que afecta al 5-6 por ciento de los peques entre 6 y 24 meses, que se desconoce la causa, que no es una enfermedad: "Aunque los padres tienen sensación de urgencia o incluso temen por la vida del niño, estos episodios no tienen ningún riesgo, nunca producen la muerte, nunca conducen a enfermedades, ni lesiones ni secuelas"

Lo que hay que hacer, según este doctor, es "no intentar detener el espasmo ni soplarle, ni hacerle el boca a boca, ni zarandearle. Aléjate del niño prudentemente obsérvale desde lejos, intentando no mostrar tu inquietud. No le hables, no le reprendas, no chilles y no pidas ayuda. Si el niño tiene objetos en la boca o comida, retíraselo. Cuando el espasmo finalice, enfádate si el desencadenante fue un capricho o una rabieta. Si el desencadenante fue dolor o miedo, protégele, acurrúcale y acariciale. Después déjale dormir."

Yo la verdad que ni le soplo ni le zarandeo e intento mantener la calma. Ahora, lo de observarle mientras se priva a una prudente distancia... Ja! eso cuéntaselo a otra.
P.D: Ya estamos de vacaciones y mañana nos vamos a la playa, Yuppppiiiiiiii!!!!!!!!!

6 comentarios:

Karina dijo...

Hola Alejandra,
Te cuento que cuando yo era pequeña mi madre me decía que padecía de lo mismo, que más de una chica que nos cuidaba salió corriendo de la casa "porque la niña se quedaba sin respirar"...
Mi madre las primeras veces corrió con el médico a ver que me pasaba y él le explicó una y otra vez eso, que era un espasmo del sollozo y que no se podía hacer nada, que ya se me pasaría...
Así que un día, se vé que me dió con otro pediatra que me visitaba mi madre, y con su permiso, le dijo "Esta niña os está tomando el pelo, con permiso" y me dio un par de nalgadas. Me dice mi madre que nunca más lo volví a hacer.

Yo soy antinalgadas ni nada por el estilo, pero, te explico la experiencia...

Debe de ser muy difícil... mi mamá decía que las primeras veces creia que me iba a morir... uff...

En fin, que espero que a Manuel conforme vaya creciendo se le vaya quitando... paciencia! :-)

Laia dijo...

Felices vacaciones Alejandra!! debe ser horrible que el niño haga eso, que susto!!

Esperemos que se le pase pronto. Besos

Laura dijo...

Dani solo lo hizo una vez cuando tenia un par de semanas, su padre y yo nos quedamos mirandolo y no supimos reaccionar, suerte que al final volvia a respirar el solo...que mal rato.

Estos enanos a veces parece que nos quieren volver locas!!!

María José dijo...

Al hijo de una amiga le pasa, que se queda "pillado", menudo susto cuando lo ves.

Espero que disfrutéis las vacaciones, ya nos contarás a la vuelta!!!

Moisés dijo...

Hola somos padres por el momento calmados, los comentarios son alentadores, pero sentimos la necesidad de tranquilizarnos ya que a nuestro hijo de 1 año y medio le diagnosticaron espamos del solloso con pérdida de conocimiento.
lo extraño es que, no es por rabietas o lloriqueos, sino cuando está bañandose, al minuto empieza a perder conocimiento y moretearse los labios, que debemos hacer en ese momento

Alejandra dijo...

Para Moisés: Menudo susto, no? supongo que el agua le dá miedo o algo así... pero la verdad es que no creo que sea lo mismo que le pasa a Manuel, me parece que es un caso bastante distinto y deberíais consultar al médico, siento no poder ayudarte más, y gracias por leerme

Related Posts with Thumbnails