jueves, 24 de febrero de 2011

Mi amigo Eden


Al principio me parecía que hablaba muy raro, pero cada día le voy entendiendo mejor. Vamos a la misma clase en el playground y casi siempre estamos juntos jugando. Pocas veces nos peleamos, solo cuando uno de los dos está algo cansado y gruñón. Él me ha enseñado que cuando me hago pupa tengo que decir Autchi! y que las motorcycles son mucho más chulas que las motos de toda la vida. A Eden le gustan un montón los candies, así que cada vez que encuentro uno por el suelo lo guardo para él. Yo la verdad es que no entiendo muy bién esa pasión por las chucherías, y prefiero mil veces unas buenas aceitunas sin hueso o unas patatas fritas. Será porque Eden es de origen británico... y claro, estos ingleses no entienden de buena mesa. Casi todas las mañanas, al entrar en el playground le busco, y cuando le veo le doy un gran abrazo. Cuando llega la hora de salir, a veces le pido a mami que pasemos un rato por su casa porque aún no me he cansado de estar con él, pese a llevar cinco horas juntos. Mami dice que se pronuncia Idan, pero yo le llamo Eiden, y creo que a a él no le importa que diga mal su nombre de tanto que se divierte conmigo. Estoy muy contento porque he encontrado por primera vez un amigo. Y quien tiene un amigo tiene un tesoro.

4 comentarios:

Nuria dijo...

Qué bueno es tener un amigo! Me alegro de que se adapte tan bien.

la rubia dijo...

ay pava que se me han saltao ls lágrimas con este post.
Se te echa de menos
muackkkk

sonia dijo...

Te doy la razón, Manuel, un amigo es un tesoro!! Cuídalo mucho y el tiempo que le dediques será muy bien invertido... Un besito, te veo muy guapo y muy mayor!

Mamareciente dijo...

Qué ilsuión cuando empiezan a tener sus primeros amiguitos!

Related Posts with Thumbnails