jueves, 12 de agosto de 2010

A comer (el método Estivill)

Sé muy bién que los métodos del doctor Estivill levantan ampollas entre aquellas madres y pediatras que siguen otras corrientes, o tienen una manera distinta de afrontar la crianza, y que prefieren regirse por la crianza natural, el colecho, etc... Yo creo que en esto de la maternidad no podemos ser "partidarios" o " forofos" de uno u otro médico, como si de fútbol se tratase, ni de unas "técnicas" determinadas o inamovibles. En mi condición de madre inexperta, yo lo que hago es ir probando y aplicando lo que mejor me vaya, a mí y a mi hijo, que por algo soy su madre, y se supone que quien mejor le conoce (espero que el papá ejemplar no se ofenda, pero es que una le ha parido...).

El caso es que a mí el método Estivill para dormir me fué muy bién, y desde que lo aplicamos (véase post al respecto) Manuel se duerme solo, y salvo algunas temporadas pasajeras, el tema del sueño nunca ha sido un problema en casa.


Así que después de unos días en que cada comida se había convertido en una pequeña batalla con el lechón, decidí que necesitaba un MÉTODO para conseguir que el monstruito comiera como es debido porque me estaba volviendo loca de atar. Fuí a la librería y estuve mirando la oferta al respecto. Estaba el consabido libro de Estivill y también el de Carlos González, Mi niño no me come. Estuve tentada de comprar ambos, y hacerme yo misma un max-mix... pero mi situación de mudanza-atacada-de los nervios, me impide leer tanto. Además, ojeando el libro de Carlos González, me pareció que más que darme unas pautas para conseguir que el crío coma bién, me iba a convencer de que no pasa nada, de que el niño ya comerá cuando tenga que comer y que ningún niño se muere de hambre. Pues vale. Supongo que no morirá de inanición, pero yo quiero que coma fruta y verdura sin que ello suponga un drama familiar.

A estas alturas os habréis dado cuenta de que compré el libro de Estivill. Es un manual chiquitín que tampoco es que te diga ninguna palabra mágica para que el niño coma, pero te da unas pequeñas claves que por el momento me han sido bastante útiles. Os cuento:

- Rutina, rutina, rutina: siempre el mismo lugar, el mismo plato y cuchara, sin tele ni distracciones. El acto de comer también se aprende, y la mejor manera para que los niños adquieran un hábito es repetirlo una y mil veces.

-Ante todo mucha calma: el niño no debe percibir nuestro malestar cuando rechace la comida. Si lo hace estamos perdidos.

-Si no quiere comer, debemos permanecer impasibles, darle un plazo determinado de 3/4/5 minutos, y quitarle el plato de delante como si no pasara absolutamente nada. Lo de los tiempos se parece un poco al método para enseñarles a dormir, y se trata de darles tres oportunidades para comer, alargando cada vez el tiempo que les dejamos delante del plato. Si no comen en cada intervalo, hay que quitarles el plato de delante, e ignorarles ampliamente durante los minutos posteriores, para después comenzar de nuevo el proceso. Si después de las tres veces el niño no come, se le deja sin comer, pero sin enfadarse ni reñirle. Eso sí, no se le puede dar ningún tentempie hasta la siguiente comida.

Yo aún no he aplicado el método, ni mucho menos. Por ahora lo único que he hecho es cambiar mi actitud hacia el tema de la comida, no enfadarme cuando no quiere comer, aparentar indiferencia, y tratar de reforzarle positivamente cuando sí lo hace. ¡Y funciona! Tampoco es que ahora el peque me persiga para comer su fruta, no nos engañemos, pero come un poquito mejor que antes y, con mucha paciencia, he conseguido que, en lugar de cerrarse en banda cada vez que ve una manzana, se coma la mitad, o  a veces más, si luego tiene como premio un huevo Kinder o un helado de chocolate. Vaaaale, ya sé que eso no es exactamente el método Estivill, pero ya os he dicho al principio que yo paso las técnicas de los libros por mi propio filtro.

8 comentarios:

Admin dijo...

jja, me muero, le das un kinder luego d la fruta? vas a postularte a la madre del año, ya te digo jajajaja. :P
me alegro q te este funcionanado lo q aplicas :)

MissManjolita dijo...

yo tb aplique a estivil para dormir y m fue muy bien. ahor estamos en una mala racha, pero creo q es el calor, la inminente llegada del hermanito... asiq calma
de moemotno no tenemos muchosproblemas con la comida. lamini es buena comedora asiq no me agobio, pero tb me he planteado alguna vez aplicarle algun metodo tipo estivil pq se ponia muy pesada.
veo q tu de momeonto has encontrado su propio metodo yeso es bueno, si funciona adelante!!!!

Kitty dijo...

jajajajajaja... lo mejor es el final! Los paraguas de chocolate de disney son una buena motivación para el mío.

Simplemente yo dijo...

No sabía que existía el método Estivil a la hora de comer pero desde hoy lo probamos... que mi Aitana es muy mal comedora!!!

Aquí también hacemos los kinders de premio jajaja

Besitos

Mamareciente dijo...

Yo no soy partidaria de médotos,(sólo la palabra me da repelús) y como tú dices, cada uno se las apaña como mejor puede. Cada maestrillo tiene su librillo.

Treintañera con hijo dijo...

Esta muy bien filtrar los métodos y coger lo que mejor nos funcione de cada uno. Aunque reconozco que no estoy deacuerdo con el método Estivill para dormir por mucho que funcione.
Mi hijo no ha sido un mal comedor y aun asi hemos pasado épocas de no comer nada. Con la fruta y verdura no hay problema, creo que últimamente se alimenta casi exclusivamente de ella, el problema es el pescado, no hay quien se lo haga comer. Mi forma de que lo coma es con un bote de aceitunas al lado, le encantan, por cada trozo que se come de pescado una aceituna y asi se lo va comiendo. Desde luego que cada una tenemos que buscarnos los trucos.

ana dijo...

además de Master en GESTIÓN DEL TIEMPO, eres Experta en Pedagogía de la Infancia.
Qué tal una "Escuela de padres" para Occidentales en Bali.
Lo que te echen!

Alejandra dijo...

Acabo de caer por aquí, por esta entrada más antigua. Y discrepo tanto...yo después de leer (lo de E.Estivill y lo de C. González o R. Jové) Clarísimamente me quedo con las ideas de estos dos últimos. Sigo otras teorías, que no voy desarrollar aquí porque ya las conocerás. Ademas respeto tu opinión y creo que, precisamente, en enfrentar ideas está el enriquecimiento.
¿Te has leído "El concepto del continuum" de Jean Liedloff? A mí me cambió el rumbo. Lo recomiendo.

Related Posts with Thumbnails