martes, 6 de octubre de 2009

En el Zoo


No pudo ser. Aunque al final no ganó Chicago, sino Río. Que es una de mis ciudades favoritas. Me encantan sus playas, su gente, la vida que hay en las calles, los deliciosos caipirinhas, el "coco gelato".... En fín, enhorabuena a todos los cariocas y espero que sean unos juegos olímpicos de éxito y a ritmo de samba, que ya tocaba! A ver si con un poco de suerte dentro de siete años nos podemos hacer una "escapadita" para allá.
Después del tremendo chasco del viernes, el domingo decidimos ir al Zoo a pasar el día. Con Manuel lo de "pasar el día" hay que entrecomillarlo, porque como aún duerme sus dos siestas y no hay manera de que lo haga en la sillita, al final nuestro día de zoo se vió reducido a tres horitas entre siesta y siesta. ¡Menos mal que vivimos cerca! Claro que al precio que salen las entradas dá bastante rabia verlo a medias, ¡18,50€ por adulto! ¿no es una barbaridad? Por ese dinero ya podían poner unas colchonetas para que duerman los bebés que salen sibaritas como el nuestro.

Le gustó mucho, como era de esperar, especialmente el oso.
Se quería meter en el establo con las vacas.

También fue mucho rato de la mano. Me ha costado un mundo conseguirlo, hasta ahora cuando intentaba llevarle así se tiraba al suelo enfadadísimo... así que estoy encantada. La verdad es que parece que esta semana se está portando mucho mejor... está más civilizado y también más cariñoso, a ver si le dura!

Le envío un besito a la abuela Mari que esta en Sao Paulo, y supongo que estará extrañando muchísimo a "su niño". Y un abrazo muy fuerte a toda la familia de Brasil. ¡Cuidadla mucho!

5 comentarios:

María José dijo...

Pues sí, una pena, más cuando llegamos a la final y éramos los mejores, pero qué se le va a hacer... Qué divertida la excursión. Creo que Manuel y Leo se parecen bastante. Leo, a pesar de que ya sabe andar, prefiere seguir llendo en brazos, le cuesta ir solito. Y en lo de dormir en la silleta, calcadito, él necesita su cama. Limita bastante para salir, la verdad, pero todo sea por su descanso!

MissManjolita dijo...

hola! asiq de visita al zoo! nosotros tb queremos ir con la minimanjolita, pero con eso de q hay q slir todo el dia de casa, comer fuera, etc, es un poco lio. ella si duerme en la silla pero no tanto como en la cama (luego se pone pesadisima si no duerme lo suficiente), pero lo de llevarla a comer a un bar no me arriesgo, no aguanta mucho rato sentada en la silla y estoy segura de q no nos dejaria comer a gusto. pero iremos a al zoo, q tengo muchas ganas de ver su carita viendo los animales!

Elena dijo...

Que suerte tener un zoo cerca de casa. A mi niño le pasa igualito que al tuyo para dormir no le gusta nada la sillita pero es que claro imaginate si nos ponen a nosotras a dormir en la silla de paseo, sin espacio para moverse, debe de ser incomoda por muy comodas que son para pasear verdad?
El peque esta muy guapeton, un besote a los dos.

Karina dijo...

Uf... nosogtros para ir al zoo tenemos que ir a Barcelona, que suerte que tenéis!

Lástima que no ganara Madrid, la verdad es que da penita porque además de que hubiera sido genial tener las olimpiadas tan cerca hubiera sido un importante motor económico...
pero no fue... en fin...

Un beso y está guapísimo Manuel!
Un abrazo,

sonia dijo...

A pesar de las siestas seguro que os lo pasasteis genial, Mikel también necesita su cuna para dormir y dependemos totalmente de ello. Alguna vez se ha tenido que quedar sin siesta pero luego es difícil que disfrute de algo del sueño que tiene. Me alegro de que Manuel esté más tranquilo y cariñoso, al final es asumir que hay rachas porque Mikel también está más mimoso y sus besos ahora me saben a gloria. Un poco de paz y equilibrio en nuestras vidas, verdad? Por cierto, veo gran parecodo entre Manuel y tú, me equivoco?

Related Posts with Thumbnails