domingo, 5 de septiembre de 2010

Al cole (editado y con fotos)

Llevamos unos días bastante difíciles con Manuel. El miércoles pasado, 1 de septiembre, empezamos a llevarle a la Escuela infantil en Bali. Es una escuela fantástica, se llama Cheeky Monkeys, y es para niños desde 18 meses hasta seis años. El método educativo es británico y la enseñanza en inglés. Me encanta su filosofía educativa y también la escuela en sí, porque está en una casita rodeada de un enorme jardín que sería el paraíso de cualquier niño. Las clases son dentro y fuera de la casa, así que los peques están en contacto con la naturaleza todo el tiempo. Las profesoras son fantásticas, y la de Manuel, que se llama Luisa, me encanta porque parece haberse tomado “el caso Manuel” como algo personal y me cuenta cada detalle de lo que hace a diario. Por el momento irá 3 días a la semana, hasta que nos instalemos en una casa definitiva, y entonces la idea es llevarle de lunes a viernes, si es que finalmente nos quedamos a vivir por esta zona de Bali.

Este es el cartel que cuelga en la clase de Manuel, que es la de "Butterflys".
Véase el puchero de mi niño en la foto. Se la tomaron el primer día...
Pero Manuel está tardando más de lo que yo esperaba en adaptarse. Los tres primeros días han sido todo un drama. Separarse de nosotros le cuesta muchísimo, y se queda llorando con una pena tremenda. El primer día lloró desesperadamente durante una hora, y hasta vomitó. El segundo día lloró 20 minutos y también vomitó, pero luego estuvo más participativo y contento, y el tercero parece que fue de nuevo como el primero, pero sin vomitar… A mí me parte el corazón, y también al papá ejemplar, pero le dejamos pensando que, como todos los niños, acabará adaptándose y pasándoselo muy bién allí. Cuando volvemos a buscarle, dos horas y media más tarde, nos recibe haciendo pucheros como si no nos hubiera visto en un mes. Y con nosotros allí es cuando él empieza a disfrutar de su entorno. Es llegar nosotros y aquello se convierte en el paraíso que siempre fue, y él empieza una carrera desenfrenada para montarse en todo lo que pilla: la cama elástica, motos y coches de todo tipo, jugar en una minicocinita o en el minihospital, la piscina de bolas, el tobogán… El caso es que al final no quiere marcharse de allí y nos lo tenemos que llevar a la fuerza y llorando otra vez.


Estas son mis profes: Luisa y Ría, y yo me lo estoy pasando bomba

mami, ¡mira como salto en la cama elástica!

Y lo peor ha sido ayer y hoy. Parece que el pequeño monstruito nos está castigando por haberle abandonado a su suerte, y está de un humor de perros, se levanta por la mañana con una rabieta de no te menees y a lo largo del día nos obsequia con tres o cuatro más sin razón aparente. Como acto de rebeldía, se niega a hacer pis en el water y se lo ha hecho encima un par de veces para cabrearnos… Y mañana es lunes y volvemos a empezar... ¡SOS! Necesito a Supernanny!!

No hay fotos porque termino este post desde un cibercafe (sin tildes ni enhes) despues de haberme quedado sin bateria en el portatil. Lo intento manhana.

Edito: Hoy ha ido tomo mucho mejor. La separación ha sido dura, pero Manuel ha llorado mucho  menos y ha participado en las actividades de la clase como los otros niños. Este lechón mío es un campeón! Muchas gracias por los comentarios de ánimo.

8 comentarios:

Admin dijo...

el colegio esta espectacularrr .
ME ENCANTA. Seguro que el peque s acostumbrara y va a pasar grandes ratos n ese cole,es divino!

Patry dijo...

Es normal que se comporte asi, y mas despues del cambio tan brusco de pais y de todo.PObre Manuel...

Laura dijo...

Es normal que le cueste adaptarse a tanto cambio... seguro que en unos dias lo lleva mucho mejor.

Mucha paciencia y animos.

Karina Ibarra dijo...

Yo creo que es super normal que le cueste tanto... lugar nuevo, idioma nuevo, compañeros nuevos...
ya se adaptará... mucha paciencia que irá todo bien... ya verás!

Simplemente yo dijo...

Hola guapa, no te preocupes que se adaptará. Piensa que son muchos cambios en poco tiempo, de casa, de país, de lengua, de entorno... el estaba acostumbrado a Inés y ahora está en una clase llena de niños en la que imaginó que no hablarán ni el mismo idioma, no??

Recuerdo el caso de una mami que se fue a vivir a Londres una temporada y la niña lo pasaba fatal en la guarde y era porque no entendía el idioma, quizás sea eso.

Espero que se le pase pronto. Bestos

Anónimo dijo...

Pobrecito...demasidos cambios en muy poco tiempo: casa, pais, idioma, adios pañal, adios chupete, nuevo cole... Yo seria muy gradual, se ve que el pobre está sufriendo mucho... necesita tiempo para adaptarse a todos los cambios(que no son pocos). Vamos, que yo seria incapaz de llevarlo al cole sin necesidad!

Anónimo dijo...

Ale, sí que sabes quien soy, fíjate bien en la foto. La última vez comimos en el japo que hay en herrera oria. Yo tb tengo un lechón, rubio y seis meses menor que Manuel.
Me encanta el cole, he estado cotilleando la web. Un beso fuerte y paciencia con Manuel.
Besos
La rubia

Mamen dijo...

Guille tardó dos semanas en dejar de llorar y te prometo que luego iba CHIFLADO. De hecho, mañana empieza en otro cole y me pregunta todos los dias: "mama, ¿cole de mores?" (Nota del Traductor: ¿Mamá, te decides sí o no a llevarme al cole de mayores como llevas diciéndome la mitad del verano?) Lo cual, tampoco es que me tranquilice mucho porque cuando vea el panorama igual se arrepiente :-)
El lechón está precioso. Espero que estéis bien, os sigo por el otro blog.
Muchos besos!!

Related Posts with Thumbnails