sábado, 6 de febrero de 2010

Comiditas

Manuel siempre ha comido muy bién, tanto en cantidad como en variedad, pero de un tiempo a esta parte se está volviendo muy especialito con el tema de la comida. Le gustan cuatro o cinco cosas: la sopa  es su plato estrella, y es su cena unos cuatro días a la semana. También le gusta la tortilla de patata (con cebolla, mucha cebolla), el puré de verduras, las albóndigas, de ternera o pollo, y la pasta. La fruta no quiere ni verla, y como mucho chupa un par de gajos de mandarina de vez en cuando o se come medio plátano. El pescado lo tolera pero hay que insistirle bastante. El arroz no parece que le guste mucho, y cuando le dí a probar el arroz con leche (que me sale buenísimo por ora parte) vomitó sin miramientos a la primera cucharada.

En general lo de masticar no le entusiasma, y se cansa enseguida. Hasta el punto de que a estas alturas le siguen gustando mucho los potitos. Le consulté a la pediatra, que es la mujer más parca en palabras que podáis imaginar, y me dijo que no me preocupara, que si tenía que triturarle la comida una temporada no era problema. El caso es que de eso hace más de dos meses y no parece que tenga intención de cambiar. ¡Me veo dándole purés con doce años!

Alimentado está,  porque sigue tomándose su bibe de desayuno y antes de dormir, y además cuando el menú le gusta se lo come de maravilla. Sin embargo, me preocupa que ha tomado la costumbre de vomitar en cuanto la comida no le gusta demasiado. Él solito se provoca el vómito, empieza con una arcada y acaba echándolo todo. Y lo hace bastante amenudo, unas dos o tres veces por semana. ¿A alguna le ha pasado algo así?

14 comentarios:

Zepequeña dijo...

Que glotoncete!

Zepequeña.

María José dijo...

Ay, los niños y la comida...
Mi sobrino que ahora tiene seis años estuvo comiendo potito casi hasta los cuatro y ahora cuebdo huele uno de Leo dice, puaj, qué asco!!! Yo supongo que será como todo, etapas.
Lo del vómito no me ha pasado, Leo cuando no quiere algo directamente lo escupe.

Patry dijo...

pues la verdad eso de provocarse el vomito Alba no lo ha hecho nunca,pero he oido casos que si.Yo nose que consejo darte sobre ese tema,pero creo que si le regañas es peor.Pienso q es mucho mejor explicarle q eso no se hace,que se hace daño o incluso no hacerle caso y no darle esa comida mas hasta dentro de un tiempo.Y si la sopa le encanta y la tortilla tb pues sopa mujer,y los pures pues igual.LA cuestion esk el niño coma y no vomite por darle lentejas y no le gusten.
A Alba le gusta casi todo,pocas cosas no le gustan,bueno si,la frita la odia la habra tomado pocas veces en su vida.Y el arroz tp le hace mucha gracia,ni amarillo ni con tomate, nada!!! Le gusta la pasta? esk no recuerdo si lo has puesto en el post.
LO que puedes hacer es darle por ejemplo un poco de lo q le gusta y un poco de lo q no le hace mucha gracia,mas q nada para q coma d todo un poco.UN beso enorme y no te preocupes q Manuel es un niño muy sano y tu una madraza.

Pizpireta dijo...

Yo he tenido bastante suerte con ellos,comen bastante bien aunque la pequeña es muyyyy lenta y mastica regular,pero yo erre que erre insisto porque sino se acabn acomodando,además en una charla en la guarderia nos insistieron con el tema,que era muy importante que desarrollaran lo de la masticación para su dentadura y mordida incluso.
Paciencia y ánimo!!!son etapas.
Tu peque está precioso

MissManjolita dijo...

vaya lata lo de la comida.tengo una amiga q tuvo el mismo problema q tu con manuel. al final consiguio q comiera de todo a base de no darle solo lo q el queria y si no queria omer lo que le daba, le dejaba sin comer. le costo pero lo consiguio.
yo la verdad es no tengo problema. desde el añito ella come de todo. y lo mejor es q lo prueba todo, todo lo q yo coma ella me lo pide y lo prueba. y excepto alguna cosilla, parece q le gusta todo.
y le da igual entero q triturado. eso si los potitos solo de fruta. los otros ni lo hemos intentado

Elena dijo...

Yo te puedo contar casos de mis niños de la luedo y en especial uno cuando lleva como medio potito de comida casera quiero vomitar y yo lo que hago es armarme de paciencia y decirle que eso no se hace por que sino luego no tendrá fuerzas para jugar con sus amigitos y se lo doy muy poquito a poco.
La verdad es con Alberto no tengo problemas de momento con la comida como absolutamente de todo de momento.

Karina Ibarra dijo...

A mi lo del vómito no me ha pasado, lo que si es que escupen cuando ya no quieren...

Has probado de darle más cosas que sean tipo sopa? Un arroz caldoso, lentejas... algo que sea un poco más líquido pero que a su vez lleve sólido... tal vez así le guste más no?

En fin, que cada niño es un mundo con la comida...

Paciencia!

Kitty dijo...

Sí!!!!!
No te preocupes, Alejandra. Eso es cosa de la edad. Pablo comía de lujo todo lo que le ponía delante y de la nboche a la mañana empezó a torearme.
Lo de provocarse el vómito es normal. Lo hacen muchos niños y es una manera de llamar tu atención. No cedas con agobios porque se dan cuenta. Tu sigue con normalidad.
La mejor prueba de que nos torean es que en la guardería se lo coemn todo con los ojos cerrados, incluso repiten, y en casa hacen lo que les da la gana. ¡No te asustes!
Ahora preparate para las pataletas de gritos, llantos y tumbado en el suelo. Son etapas y se pasan si no les das importancia.
En fin... esta es mi experiencia... quizás te ayuda.
Bstes guapa!
Kit

Anónimo dijo...

Hola otra vez soy Ismael, he leido lo que escribes y me estoy riendo bastante, mi hijo no come ni la mitad, no se si se provoca el vomito pero le dan arcadas cuando le engaño y come algo que no le gusta, he preguntado a mis padres y resulta que yo no fui nunca al comedor por esta razón. Ahora tiene 3 años y sigue igual pero crece estupendamente, la pequeña está ahora con siete meses, probando papillas y poniendome perdido en cada intento la verdad es que va por el mismo camino, mi pediatra me preguntó donde vivia y después me dijo riendo que en mi barrio no pasa hambre ningún niño. La verdad es que creo que en esto casi todo el mundo tiene razón pero yo me fijo en qué grupos de alimentos si consigo que coma, es decir, si mi niño toma hidratos de carbono no me importa donde los toma, puedo cambiar la pasta por pan o una galleta, las proteinas, los lacteos y las grasas igual, la fruta sólo en potito hecho en casa. Al final tendré un niño bien alimentado que se pierde los sabores y la cultura culinaria. Ejemplo: no toma golosinas, tarta, chocolate, flan, arroz, bueno, la lista es interminable. Por cierto, porqué si todos los niños son diferentes todos los padres sabemos que el más guapo es el nuestro? lamento haberme extendido pero en casa la pelea de la comida es diaria, espero que tu y los tuyos esteis bien.

Pequeñas Cosas dijo...

gracias millones por vuestros ánimos y consejos! me siento mejor y más tranquila. Intentaré tomármelo con filosofía, tener paciencia, asegurarme de que coma de todos los grupos de alimentos, que mastique al menos un poquito... y no darle tanta importancia para que no se dé cuenta el enano, que es muy listo y percibe mi cara de agobiada a la primera arcada.
un beso y mil gracias!

Anónimo dijo...

HOla, me encanta tu blog me lo he leido desde el principio hasta el final en dos horitas (en el trabajo, pero hoy casi no hay, jjajajaja).
yo tambien tengo un niño como el tuyo y me ha encantado leer como evolucionan y me ha traido muchissiiissiiiimos recuerdos, es q pasa el tiempo volandoooooo, como crecen.
Marga

Patricia dijo...

Alicia está empezando ahora a masticar algo. Mastica un rato y luego se cansa y lo echa fuera, pero a veces, sobre todo con la fruta, si se encuentra un trocito, empieza a hacer ascos, arcada y vomitar...Estoy empezando a dejarle el puré menos triturado para que vaya acostumbrándose.

sonia dijo...

Creo que ya sabes de mis problemas con la comida de Mikel... Tenemos que trabajar mucho para que al final coma algo en condiciones y tiene temporadas en las que vomita y mucho. Algunas de esas veces han sido provocados y se lo comenté al pediatra. Me pregunta qué cómo reacciono yo cuándo lo hace. Procuro no enfadarme, y me dijo que eso estaba bien y que procurara aparentar que no me importa. Se le limpia con indiferencia y se acabó la comida en ese momento.A veces lo hago así y otras espero un ratito (como que no pasa nada) y sigo con la comida. Eso sí, son temporadas. También leí que puede ser una forma de regularse, sobre todo si han hecho algún exceso anterior. En mi caso, excesos suele habe muuuuy pocos :-) espero haberte ayudado y, ya sabes; (consejo vendo que para mí no tengo) paciencia. Firma: una-madre-desesperada-con-las-comidas-de-su-hijo.

tengounamuñeca... dijo...

Todo esto me resulta tan familar...
Como bien te han dicho, suelen ser etapas, así que ánimo y muuuucha paciencia.

Related Posts with Thumbnails