sábado, 13 de julio de 2013

No sé si ésto será un adiós

No es nada fácil escribir ésto. Llevo semanas dándole vueltas y cada vez estoy más convencida de que es el momento de dejar este blog. Me da mucha pena abandonar, pero he perdido la motivación y las ganas de escribir aquí lo que me pasa, de hablar de mí y de mis niños. Tampoco tengo ganas ahora de leer sobre crianza, y apenas sigo los blogs de otras madres. Ya estuve tentada de abandonar cuando nació Julio, pero me parecía injusto para él. Sin embargo, el día ha llegado y espero que en el futuro no me reproche que Manuel tenga un diario de sus primeros cinco años, mientras apenas he escrito diez párrafos sobre él y ya ha cumplido un añito.

Son momentos distintos, necesidades y etapas que no tienen nada que ver. Cuando empecé el blog, sentía que tenía que volcar en algún sitio todas mis dudas y paranoias de madre primeriza. Aquí encontré una manera de desahogarme, y descubrí toda una comunidad de madres que, como yo, estaban inmersas de lleno en la crianza y apenas pensaban en nada más. Ahora sin embargo, tengo mil cosas en la cabeza, tantas cosas que hacer, tantas inquietudes y ¡tan poco tiempo! Escribir el blog se ha convertido en una obligación más, y esa no es la idea, no debería ser así. Sencillamente ya no es mi momento.

Seguramente volveré a escribir, no sé cuándo, no sé si en éste o en otro blog. No sé si ésto será un adiós o solo un hasta luego.

Gracias por leerme y hasta otra.

4 comentarios:

Inma (Málaga) dijo...

Me encanta leeros, te sigo desde hace más de tres años, antes incluso de iros a Bali, y teniendo en cuenta que yo descubrí los blogs en mayo de 2010, pues es casi al principio de mi gran descubrimiento. Espero de corazón que esto no sea un adiós definitivo. No te pierdas y pásate por lo menos por mi blog de vez en cuando para decirme hola. Un millón de besos. Inma

Juls dijo...

Yo te descubrí cuando iba a nacer mi primer hijo, algo más pequeño que Manuel, desde entonces (eso sí, en silencio) siempre he sentido curiosidad de como le iba a mi madre bloguera favorita de la que tanto aprendía y me asemejaba. Daniel ya tiene 4 añitos y nos acompaña un nuevo fichaje : Nicolás, que como Julio no has revolucionado para bien.
Me va a dar mucha pena no leerte pero te entiendo perfectamente cuando piensas en ello como una obligación más, no es el objetivo. Ha sido un placer conocerte a tí y a tu bellísima famili. Me he animado a escribirte estas líneas puesto que no podría sentirme bien sin despedirme de alguien que ha acompañado todos estos años ¡me encanta tu facilidad para plasmar en palabras aquello que yo también he vivido con mis retoños y que no he sabido expresar!
¡Que te vaya bonito! y...quien sabe, quizás alguna tarde en este Madrid tan estresante me cruce contigo, tu lechón y tu boquerón y tras mi timidez esconda una gran sonrisa, son ellos diré son ellos!!

neus berrio rodrigo dijo...

Ooooooh! Te sigo desde 2009! Yo no sé escribir pero soy madre como tu y te entiendo. Con Arnau, mi primer hijo, tambien tuve esta necesidad de centrar mi vida en mi maternidad y paseando por internet encontré tu blog y otros más. Durante su primer año de vida leía las entradas de los blogs a diario. Ahora con Manel, mi segundo hijo, quizá una vez cada quinze días entro en pequeñas cosas a ver si hay algo nuevo para leer.
Te echaré de menos, cuida mucho de los tuyos y hasta siempre!

Alejandra dijo...

Hasta otra. Encantada de haberte conocido.

Related Posts with Thumbnails